Bombas y Tuberías

Bombas y Tuberías

Mientras nuestro cuerpo lucha contra los elementos externos, adentro se libra otra batalla. Estamos en una carrera eterna contra el tiempo para distribuir elementos vitales a cada célula en nuestro sistema.

Con el poder de bombas, tuberías y presión, los seres vivos llevan aire y fluidos a donde más se necesitan.

  • Seres de sangre caliente como aves y mamíferos tienen un corazón de cuatro cámaras que bombea sangre en dos caminos separados hacia pulmones y el cuerpo.
  • Animales de sangre fría como peces, anfibios y reptiles tienen corazones con menos cámaras que bombean sangre en diferentes patrones de flujo, según el estilo de vida del organismo.
  • Insectos a veces tienen más de un corazón (en general, un tubo largo que se contrae) y usan tubos traqueales para llevar oxígeno a cada célula.
  • Árboles no tienen corazón ni pulmones, pero poseen tubos pequeños que toman el agua de las raíces y distribuyen nutrientes a las hojas.

A pesar de que los diferentes seres vivos desarrollaron diferentes sistemas de distribución, los principios mecánicos subyacentes que rigen el funcionamiento de estos sistemas suelen ser similares.