Aislantes y Radiadores

Aislantes y Radiadores

Los seres vivos sobreviven a ambientes tan extremos como el desierto del Sahara y el Océano Ártico. ¿Cómo se defienden contra los elementos? La vida perdura con innovaciones como aislantes y evaporación.

Imagínese refrigerándose con orejas gigantes como el feneco o manteniéndose caliente aunque enfríe sus pies, como el eider común. Partes del cuerpo pueden liberar o ganar calor extra usando superficie, forma y sistema circulatorio.

El tamaño también importa y los animales de climas fríos son más grandes que los de zonas más cálidas, aunque tengan menos alimentos y las condiciones de vida sean más duras. Los animales grandes se mantienen mejor calientes porque tienen una mayor proporción de volumen (que retiene el calor) sobre superficie (que pierde calor).

Algunas especies también utilizan la coloración para regular la temperatura. Algunas mariposas de climas fríos son oscuras en torno a su tórax para que sus músculos de vuelo absorban más calor del sol.

Más allá del mecanismo de supervivencia, los animales aún luchan con el mismo principio básico de que manejar la temperatura significa controlar el flujo de calor de la superficie de un cuerpo.